¿Te has planteado empeñar el coche?

Si no has tenido nunca problemas de liquidez, es muy probable que no te hayas dado cuenta de lo complicado que puede resultar algunas veces conseguir acceso a crédito. Si eres de los que a menudo necesitan algo de dinero en efectivo para afrontar pagos inesperados, es muy probable que te hayas planteado ya más de una vez empeñar el coche para conseguirlo, sobre todo ahora que es tan complicado que los bancos presten dinero. También es posible que te haya dado tanto miedo hacerlo que no te hayas atrevido. Sea como sea, esto es lo que debes saber si te planteas empeñar un automóvil para conseguir dinero en efectivo.

Requisitos para empeñar un coche

Lo primero que debe tenerse en cuenta a la hora de pensar en el empeño es que se tienen que cumplir una serie de condiciones para que la operación sea viable. Y todas ellas tienen que ver con la titularidad y la documentación que debe presentarse para tal fin.

  • El coche debe estar completamente libre de cargas. Es decir, que no podemos empeñar un coche que aún no hemos terminado de pagar, o sobre el que pesa una orden de embargo o algo similar.
  • Quien solicita el empeño del coche debe ser el propietario. Para ello debe presentarse la documentación que lo demuestra.
  • El coche debe estar en buenas condiciones de funcionamiento. Es decir, que no sirve un coche que esté averiado o se vaya a llevar al desguace. El vehículo tiene que poder circular.

Fórmulas de empeño de coches

Hay dos modalidades para obtener dinero empeñando el coche, las cuales tienen unos gastos derivados diferentes en función de la que se elija.

  • Empeño con depósito. En este caso, el coche se deja en un garaje sin tener acceso a él durante todo el tiempo que se está pagando el dinero prestado. Cuando la deuda se ha liquidado, el coche vuelve de nuevo a nuestras manos. En este caso, se pagan unos intereses mensuales por el préstamo.
  • Empeño con reserva de uso. Este es el modo más habitual, sobre todo porque la mayoría de la gente que necesita el dinero no se puede permitir estar sin coche. En este caso, además de los intereses se pagará una cuota a modo de alquiler del coche.

Antes de pensar “voy a empeñar mi coche“deberías tener esto en cuenta, sobre todo si el tiempo de amortización del dinero va a ser bastante amplio, lo que produciría unos gastos que quizás sean muy complicados de afrontar.

Leave a Reply